El Rio Hondo, en el idioma maya Noh Ucum, llamado así con toda propiedad pues en muchos sitios la sonda ha alcanzado más de treinta metros, y porque sus márgenes no ofrecen bajos sino son cantilosos, es el límite que separa a nuestro país de la Colonia Inglesa de Honduras Británica y la República de Guatemala, tiene una extensión legal de treinta y seis leguas, o sea 118 kilómetros que en realidad son 123, con un ancho máximo de cien metros.

La margen izquierda, desde su nacimiento, pertenece a México y son sus poblados principales: Laguna Azul, Santa Teresa, hoy Teniente Azueta, Agua Blanca, Botes, Cocoyol, Pucté, Mengel, hoy Álvaro Obregón, Estebes, hoy Allende, Ramonal, Zacxán, Santa Lucía, hoy Juan Sarabia, Chac, antigua aduana que controlaba las entradas a Bacalar, Santa Elena, hoy Subteniente López.

Toda la margen del rio, que presidía el señor Ulises Irigoyen, está cubierta de una vegetación frondosa y exuberante, digna de admirarse, siendo sus bosques en grandísima extensión, propios para la explotación de chicle y maderas preciosas, que en otra época tuvo gran auge, pues en las márgenes existen estaciones que fueron de campamentos dedicados a la explotación de chicle y maderas a gran escala.

Como los bosques del territorio inglés en su mayor parte han sido explotados, ahora los ingleses se introducen a territorio mexicano (1) a explotar chicle, sacándose contrabandos que hasta la fecha no se han podido evitar ni se evitarán mientras no se controle debidamente la región. Crece en abundancia de manera silvestre en las márgenes del rio y en los bosques el coquito de aceite, que tiene mercado mundial y que nunca se ha cultivado en ninguna forma, pudiendo se ésta otra gran fuente de explotación.

(1) Justo es señalar que este informe se refiere a la época de la anexión a Campeche, pues desde 1935 el Rio Hondo está mejor controlado.

Las familias que habitan los poblados mexicanos son escasas; seguramente con el tiempo quedará completamente despoblada la frontera mexicana en esta región. En cambio en el territorio inglés se nota la prosperidad y la mejor manera de vivir, siendo gran parte de sus habitantes mexicanos. Corozal, población de regular importancia del territorio inglés, está poblado por gran cantidad de mexicanos, todos inmigrados de la Península de Yucatán, Campeche y ex Territorio de Quintana Roo. Las autoridades británicas, con toda astucia seguramente, les han proporcionado toda clase de facilidades para vivir, encontrándose en condiciones económicas bastante buenas, , con el fin indiscutible de seguir entusiasmando a los habitantes de nuestra frontera a seguir poblando la Colonia, pues es fácil comprender que sus ambiciones para el futuro se extienden silenciosamente sobre esa parte de la frontera mexicana, máxime que conocen perfectamente bien las riquezas que encierra y la poca atención que hasta la presente fecha se le ha dispensado por nuestro Gobierno. Haciendo historia se comprende fácilmente que al formular el Tratado de Límites internacionales con la Colonia de Belice, los representantes de la Gran Bretaña se esforzaron y seguramente mediaron circunstancias que se desconocen para que la población de Corozal fuera incluida en el territorio inglés, cuando todos los puntos de vista, morales y legales,  debía de pertenecer a México.

En tal virtud no es capcioso suponer que ahora están más fomentadas sus miras sobre esa parte de nuestra frontera que paulatinamente les va siendo más favorable cada vez, debido a las condiciones en que se encuentra. “Es loable la labor que desarrolla la Secretaría de Educación Pública al velar porque hasta en los pequeños caseríos se encuentre un abnegado maestro rural compartiendo las calamidades y miserias de sus educandos, ya que es el único símbolo de unión de esas apartadas regiones con nuestra patria”. Estudio sobre el problema económico del ex Territorio de Quintana Roo. Páginas 274 y 275.

En la margen derecha, o se la inglesa, existen otros tantos poblados, pero no a la visto sino  por lo menos a una legua adentro, excepción hecha de Douglas, entre Pucté y Álvaro Obregón, Isla Limones, poco después de Agua Blanca, Corozalito, entre Agua Blanca y Esperanza, y Blue Creek (Arrollo Azul), último punto navegable del Rio Hondo,  o sea el primero a partir de su nacimiento. Toda esta zona, la margen mexicana, rica en su amplísima extensión, produce maderas preciosas,  chicle, maíz, frijol, arroz, caña de azúcar, tabaco, plátano, corozo, etc., así como posee magníficos potreros. Es explotada desde fines de 1934, por varios contratistas, entre estos los señores Francisco Asencio, Mario Ancona Cirerol, Rosario Cabrera, Ingeniero José Ramoneda, Aristarco Asencio y otros, quienes poseen concesiones del Gobierno Federal para extraer, caoba, cedro y chicle.

La mayor parte de los pobladores del Rio Hondo, tanto de la parte mexicana como de la inglesa, es de origen maya o yucateco, nacidos en tierras de la Colonia Inglesa, de padres yucatecos que se vieron obligados a emigrar a mediados del siglo pasado, debido a la constante agresividad de los indígenas, decidiendo  formar hogar en aquellos sitios, en los que desde entonces, disfrutan de las garantías y facilidades que  los colonos ingleses, causantes de la tremenda tragedia yucateca,  les ofrecieron “generosamente”. Estos pobladores hablan, casi en su totalidad, las lenguas maya, española e inglesa, prefiriendo expresarse en inglés cuando se encuentran en tierras Beliceñas y en español o maya cuando se encuentran en las regiones mexicanas del Rio Hondo.

En Mengel, hoy Álvaro Obregón, donde hasta hace unos cuantos años existió una planta de maquinaria de la compañía inglesa del mismo nombre, radica el señor Francisco Asencio, entusiasta maderero y agricultor, quien disfruta de varias comodidades, entre estas la del alumbrado eléctrico, adelanto, que no posee ninguna otra de nuestras poblaciones del Rio Hondo.

Las poblaciones mexicanas del Rio Hondo. Partiendo de Payo Obispo la capital, recorremos sucesivamente las siguientes poblaciones:

A 12 kilómetros de Santa Elena, hoy Subteniente López, población de 200 habitantes, cuenta  con un aljibe publico construido en la época del doctor Siurob y con un curvato, que es un depósito de agua construido de madera en forma de barril, muy propio de la región.

A 20 kilómetros está Chac, también llamada  Estero de Chac, hoy Huay Pix, lugar donde funcionaba la ex aduana de Bacalar. Siguiendo por los esteros se llega a Laguna de Bagres y Mariscal, y finalmente al poblado de Bacalar, en ruinas que desde el año pasado, y que ha comenzado a repoblarse. Como se recordará, según relatos anteriores, Chac fue un punto estratégico del cual estuvieron posesionados los mayas insurrectos durante muchos años, ejerciendo vigilancia estricta para con las embarcaciones, nacionales o inglesas, que navegaban por el Rio Hondo.

A 23 kilómetros está Santa Lucía, hoy Juan Sarabia, que cuenta con una escuela rural Federal, 150 habitantes, aljibe de 400,000 litros construido recientemente, explotación de la madera, tabaco y agricultura en general.

A 26 kilómetros está Ucum, poblado agrícola con curvato, escaso número de habitantes.

A 27 kilómetros Zacxán de 250 habitantes, con curvato, campamento maderero y  con escuela rural federal.

A 31 kilómetros está Palmar.

A 32 kilómetros está Arroyo Blanco.

A 34 kilómetros está Ramonal con escuela nueva, brigada sanitaria 1936, aljibe de 350,000 litros, agricultura, campamento maderero y 130 habitantes.

A 39 kilómetros Esteves, hoy Allende, escuela rural federal, agricultura, campamento maderero, curvato y 80 habitantes.

A 43 kilómetros está Sabidos.

A 49 kilómetros está San Pedro.

A 51 kilómetros Mengel, hoy Álvaro Obregón, escuela rural federal, agricultura, campamento maderero y chiclero con 180 habitantes.

A 60 kilómetros está Douglas con escuela rural y cooperativa escolar.

A 65 kilómetros está Pucté, escuela rural,  Cooperativas de consumo e Independiente de trabajadores del chicle, aljibe nuevo con capacidad para 480,000 litros y con 90 habitantes.

A 68 kilómetros Palmarcito.

A 72 kilómetros Cacao.

A 73 kilómetros Xcopen, (Corral Chico)

A 76 kilómetros Cocoyol, escuela rural, aljibe, agricultura, maderas preciosas y algibe nuevo para 360,000 litros de agua.

A 85 kilómetros Botes, escuela nueva, cooperativa de consumo, cooperativa escolar, , aljibe con capacidad para 360,000 litros de agua, maderas preciosas, chicle y 180 habitantes.

Sucesivamente: África a 87 kilómetros, Buenavista a 91, Agua Blanca a 96, Santa Teresa, hoy Teniente Azueta, a 98 kilómetros, Chunabad a 100,Esperanza a 109, Estero Franco a 117, Dos Bocas a 120, Laguna Azul  a 121 y Huanacastle a 123 kilómetros de Payo Obispo, con muy escaso número de habitantes sin escuelas ni curvatos, excepto Laguna Azul.

Los Límites

Los límites  entre México, Belice y Guatemala no están bien definidos, frecuentemente guardas forestales mexicanos encuentran habitantes de Honduras Británica cortando madera en territorio nacional de lo cual se disculpan diciendo que estaban en la creencia de estarlo haciendo en su propio territorio. “En consecuencia es de urgencia delimitar perfectamente la frontera con brechas que solo costarían unos seis o siete mil pesos, según el cálculo que hace el agente de la Secretaría de Agricultura en Payo obispo”. Estudio sobre el problema económico, ya citado, página 190.

Para la atención de los servicios sanitarios en el Rio Hondo fue creada una brigada sanitaria  de higiene rural adscrita a la Delegación Sanitaria en Payo Obispo, encargada de recorrer todos lospoblados del Rio Hondo. Ante la imposiblidad de crear otra brigada semejante en Carrillo Puerto, antes Chan Santa Cruz, se comisionó al delegado sanitario en la Isla de Cozumel para que periódicamente se traslade a los poblados de Isla Mujeres que está situada al Noroeste del Territorio, y fácilmente comunicable con tierra firme, donde hay rancherías en precarias condiciones  de higiene, por lo que actualmente son visitadas periódicamente por el citado delegado, quien les proporciona atención médica gratuita y medicamentos antipalúdicos y antiparasitarios, dando conferencias,  además para procurar por este medio elevar el nivel moral de la zona y conseguir que sus habitantes hagan un esfuerzo por mejorar sus condiciones de higiene. Actualmente ha sido creada una unidad sanitaria, Cooperativa ejidal, con residencia en Ramonal, Rio Hondo, que compuesta por un médico, un ayudante pasante, de medicina y una enfermera, comenzó a trabajar en julio de 1936, dependiente de la oficina de la oficina central de higiene rural del Departamento de Seguridad Pública.

Ramonal es uno de los poblados que más habitantes tiene a lo largo del Rio Hondo, por lo que fue escogido como residencia de la Unidad Sanitaria encargada de atender a todos los pueblos de la ribera. Para este servicio fue aprobada la cantidad de dos mil quinientos pesos que se destinarán a la compra de una lancha de gasolina que recorra los pueblos del Rio.

En la misma población de Ramonal será construida una casa para el médico de la Unidad Sanitaria, que al mismo tiempo que le servirá de residencia, tendrá cupo para el dispensario médico popular.

Antes de la creación de este nuevo servicio, el delegado sanitario en Payo obispo hizo numerosas jiras a los pueblos del Rio Hondo en una de las cuales atendió a los siguientes enfermos:  De  paludismo 143; de disentería, 6; de gripa, 8; de tosferina, 10; de otras enfermedades, 55. Total 211. Todos estos enfermos fueron atendidos gratuitamente, proporcionándoseles 4,422 comprimidos de quinina, 37 ampolletas del mismo medicamento, 5 de emetina y 5 de naulina, no habiéndose registrado ningún caso de defunción.

Conla creación de cinco Centros de Reconcentración, plan del gobierno del General Melgar, las condiciones de los poblados del Rio Hondo han cambiado totalmente.

Gabriel A. Menéndez.

Anuncios