¿Sabes por qué el mar es tan grande? ¿Tan Inmenso? ¿Tan Poderoso?  Porque tiene la humildad de colocarse algunos centímetros abajo de todos los rios, y recibiendo se volvió grande. Si hubiese querido ser el primero y estar unos centímetros encima de todos los rios, no sería mar, sino una isla. Toda su agua iría para los otros y estaría aislado.

La pérdida es una parte de la vida.

La derrota es una parte de la vida.

La muerte es una parte de la vida.

Es imposible que vivamos sin esto. Es preciso que aprendamos  a perder, pues para ganar hay que también  saber perder. Imposible andar sin saber caer, imposible acertar sin saber errar. Imposible vivir sin saber vivir, sin saber caer, sin saber errar y sin saber morir. Si aprendes a vivir sabiendo perder, sabiendo caer y sabiendo errar,  nadie más te podrá controlar, porque lo máximo que te podrá suceder es caer, errar o perder; y eso, tu ya lo sabes, tu ya lo aceptaste y tu ya lo aprendiste.
Bienaventurados aquellos que ya consiguieron recibir con la misma naturalidad ganar o perder, acertar o errar, celebrar el triunfo o aceptar la derrota, vivir con alegría o morir en paz. El éxito es tener felicidad con paz, lo demás es una consecuencia.

 

Anuncios