La brújula maestra de tu vida es tu corazón, vas camino a casa. No tengas miedo de tocar la felicidad y la tristeza.  Estas aquí para aprender, trascender, experimentar, ser feliz y creerte que eres una divinidad en potencia. Tus peticiones siempre han sido recibidas; el universo siempre te envía señales para ser feliz; si estás atento las escucharás en tu corazón. Imagínate que estás observando  a la tierra desde afuera!

Tu País, tu gente, tu trabajo, tu familia, toda tu vida se encuentra allí adentro con todos tus problemas. Enfócate desde esta  perspectiva y te darás cuenta lo sencillo que es existir. Observa esta inmensidad. Dios está en ti y en todos,  ya no permitas mas existir desde la limitación y desde el “Yo no puedo”. Eres Un Ser infinito y maravilloso, eres un creador innato de realidades.  Tu verdadera esencia es “Ser” un dios y una diosa en luz y amor. Créelo, siéntelo, vívelo y hazlo realidad.   Para renovarte necesitas despojarte de tu pasado  y vivir el Instante. Que grande es el amor de dios, tan grande como tú, tan grande como la vida misma. Eres una expansión hasta el infinito. Es lamentable que muchas almas no se den cuenta lo grandiosas que son.

Cada uno de tus pensamientos crea el destino que yace ante ti y cada uno de tus sentimientos crea tu camino al que  llamas vida. Cada cosa que pienses y luego sientas,  así será en tu vida, pues el padre dice: “Cada emoción”, que así sea. Escucha y siente más allá de los sentidos porque cada uno de nosotros tiene la voluntad libre para aceptar y abrazar cualquier pensamiento que elija.Contempla cuán grande es el amor de Dios que te permite ser y crear por ti mismo cualquier cosa que desees. Proyectas en tu mundo solo lo que ves dentro de ti.  Si eres incapaz de ver en ti amor, comprensión, tolerancia,  respeto, seguridad, abundancia y demás virtudes,  jamás las verás en tu mundo físico. Si reconocieras que eres parte del creador, tu existencia se elevaría y se expandiría.

El faro de tu conciencia debe resplandecer sin importar la magnitud de la tormenta. En cada átomo de tu cuerpo  vibra la esencia divina del Creador. Nadie puede vivir por nosotros. Eso implica que ningún otro podrá mover nuestros pies. Si estás parado en un lugar ajeno a ti, sal de ahí y comienza a dar tus propios pasos, comienza el regreso a tu hogar. Guíate por el corazón, es una brújula maestra.  No temas equivocarte,  es una manera de aprender. Qué importa si te das algunos golpes,  vas camino a tu casa. Recuerda, busca en tu memoria antigua y revive el calor del hogar. Tras un intenso Viaje por esta Tierra, colmado de enseñanzas transformadoras que impulsaron nuestro vuelo, nos volveremos abrazar en la unidad del espíritu. La emoción será indescriptible. Sólo podré decirte, de ser a ser: “Te Amo”, porque todos somos como gotas que al mar iremos a dar.

Ir en contra tuya, es ir en contra de Dios, es ir en contra de sus Cualidades. El lenguaje de Dios es simple:  ámate mucho, ámate sin medida, y estarás por añadidura, amando a los demás, sin pedir nada a cambio, solo fluyendo en la alegría del amor al dar sin que te pidan. Y sabes qué, esto es física quántica, pues la energía del amor es tan fuerte, que entre más la das, mas te llega, más llena tu cuerpo, tu mente, tu alma y tu corazón, te estarás sanando tu mismo, pues no existe en el universo, medicina mejor, que la frecuencia altísima de la  luz y del amor.

A veces solemos encerrarnos en una burbuja y nos enganchamos en una tormenta sin salida, nos convertimos en adictos emocionales.  Hasta que decidimos romper esa burbuja y vivir el instante, reconoce tu verdadero camino, que es tu búsqueda interna nunca externa, te enseñaron a buscar afuera, lo que tienes dentro, eres un ser divino y hermoso, que lleva la simiente de Dios en tu interior, pero te lo has negado, no te has permitido creértelo, No vayas en contra de tu ser porque es cometer un suicidio.

Siempre es bueno recibir ayuda, por eso sé que te alegrará descubrir que tras la tinta que reviste este mensaje hay cristales con formas de letras que energizarán todo tu ser. Siéntelos. Vinieron desde muy lejos, atraídos por tu vibración, para confirmar la trascendencia de tu noble tarea en esta tierra e impulsarte a que sigas expandiéndote en luz.Vive disfrutando del camino, no temas, siempre tendrás la compañía de seres que te guíen. Miles de almas están  marchando, con coraje, como guerreros, bajo el halo de la fe y de la luz. Escucha sus pasos. Abre tus alas  y siente la  libertad de ser. Despierta, observa las estrellas, siente su luz. Lo que veas en ese horizonte estrellado es lo que hay dentro de ti:

No temas en creerlo, no dudes en sentirlo. Atrévete a escucharte.Cuando vives desde afuera, de lo superfluo, de la vanidad, de lo superficial, eres parte de tu idolatría, de tu egolatría decadente de tus  ilusiones vanas, y eso es lo único que te desmorona, pues no tiene sustento. En eso hay sufrimiento emocional, por la pérdida de tu estatus social, de tu casa, de tu pareja, de tu auto, de tu ropaje, de tu calzado de marca. Cuando eso se te quita, tu mente y ego sufren y te sientes a morir.

Tu verdadero tesoro que debes proteger y vivificar es el ser que reside en ti. Observa, escucha y siente desde la luz, desde lo positivo. Te darás cuenta que siempre hay una salida,  una respuesta, un aprendizaje. Si te conectas con el universo te conectaras con otros y atraerás esa frecuencia. Decídete a creerlo, sentirlo y hacerlo realidad.

 

 

Anuncios