Desde la revolución industrial hasta mediados de 1980, las ballenas fueron objeto de una caza indiscriminada orientada a abastecer una gama de productos que paulatinamente fueron reemplazados por alternativas más económicas y menos destructivas que la matanza de ballenas.  Una de las lecciones de la ballenería moderna es que no es sostenible ni económica ni biológicamente. Al ser mamíferos de reproducción lenta, las ballenas son extremadamente vulnerables a los impactos negativos asociados a su explotación letal.

Los beneficios sociales, ambientales y económicos generados por el uso no letal de los cetáceos, como el turismo, avistaje de ballenas y delfines, que genera más de dos mil millones de dólares anuales, son una potente razón para eliminar definitivamente estas matanzas y avanzar hacia la modernización de la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

Los derechos de cientos de comunidades costeras y millones de personas alrededor del mundo que dependen de las ballenas vivas, no pueden seguir amenazados por los intereses económicos de tres naciones (Japón, Noruega e Islandia) que buscan imponer sus intereses balleneros a toda la comunidad internacional.

Gracias a los avances en la ciencia y la tecnología, hoy sabemos que los cetáceos juegan un rol clave en el funcionamiento de los ecosistemas marinos y que la sobre explotación de la industria ballenera ocasionó graves desbalances que recién estamos comenzando a comprender.

El Siglo 21 enfrenta quizás la crisis ambiental más grave en la historia de la humanidad y las ballenas no están exentas de nuevas y crecientes amenazas. Cambio climático, sobre explotación pesquera, pérdida de hábitat, enmallamiento en redes y contaminación química y acústica, son sólo algunos ejemplos. La reanudación de la industria ballenera no tiene cabida frente a la acelerada pérdida de la biodiversidad marina ocasionada por nuevas y emergentes amenazas.

En 2011, la CBI tiene la oportunidad histórica de demostrar a la comunidad internacional una conducta responsable y coherente con los tiempos actuales, así como un urgente y necesario liderazgo ambiental a largo plazo.

La modernización de la CBI como el organismo del Siglo 21 encargado de la efectiva protección y manejo no letal de los cetáceos a nivel global es fundamental para asegurar la supervivencia de estas especies, el equilibrio de los ecosistemas y el bienestar de las generaciones humanas futuras.

No importa el lugar en el mundo donde te encuentres, si estás de acuerdo con la Cero Caza de Ballenas, por favor entra y firma en:

http://www.cerocazadeballenas.cl/

¿POR QUÉ AMAR A LOS ANIMALES?

    Porque lo dan todo, sin pedir nada.

    Porque ante el poder del hombre que cuenta con armas, son indefensos.

    Porque son eternos niños, porque no saben de odios, ni de guerras.

    Porque no conocen el dinero y se conforman solo con un techo donde guarecerse del frío.

    Porque se dan a entender sin palabras, porque su mirada es pura como su alma.

    Porque no saben de envidia ni rencores, porque el perdón es algo natural en ellos.

    Porque saben amar con lealtad y fidelidad.

    Porque dan vida sin tener que ir a una lujosa clínica.

    Porque no compran amor, simplemente lo esperan y porque son nuestros compañeros, y eternos amigos que nunca traicionan.

    Porque están vivos.

¡Por esto y por mil cosas más…merecen nuestro amor…!  Si aprendemos a amarlos como se lo merecen; estaremos más cerca de Dios. Madre Teresa de Calcuta

Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;

Anuncios