Hunter Patch Adams, padre de la risoterapia, un adorable sabio, nació en Washington D.C. el 29 de diciembre de 1943. Es un médico diferente. No sólo es payaso, sino que cree que curar puede ser un intercambio de amor y no una transacción económica.

En 1963, después de que se suicidara su tío, la madre de Patch le llevó a un hospital psiquiátrico porque también él había tratado de suicidarse.

Se encontró en la misma habitación con Rudy, un hombre que sufría alucinaciones y tenía miedo de las ardillas. En lugar de ignorarle o gritarle para que se callara, Patch decidió jugar con Rudy y pasarlo bien. Logró que Rudy dejara de tener miedo.

Patch descubrió así que era muy fácil relacionarse con cualquiera. Poco después, se fue del hospital y se matriculó en la Universidad de George Washington.

En su época de estudiante de medicina, Patch empezó a soñar con un lugar donde los pacientes pudiesen ir a curarse sin tener que pagar, un lugar amistoso, alegre, donde nadie temiese estar, no como en los hospitales, que asustan a muchas personas. Patch estudió Medicina para usarla como herramienta de cambio social.

Estaba convencido de que la salud de una persona no se puede separar de la salud de la familia, de la comunidad y del mundo. Y, como consecuencia de esas creencias, Patch Adams y unos amigos fundaron el Gesundheit! Institute, que funcion� como un hospital de comunidad durante 12 años.

Patch Adams recoge donativos para el Gesundheit. Se ha convertido en un conferencista muy solicitado , y todo el dinero que consigue por las conferencias (unos 11.000 euros), se invierte en Gesundheit. A cambio, Gesundheit le paga un sueldo de unos 45.000 euros al año.

 

También organiza cada año viajes alrededor del mundo con grupos de huérfanos, pacientes y sus familias.

El humor ayuda a relajar a los niños, a sus padres y al personal médico. Tanto el humor como las simples palabras calman la ansiedad, y contagian las ansias de recuperación.

Su vida es el tema de la película “Patch Adams”, interpretada por Robin Williams.

 

Patch nos ofrece estos consejos prácticos diciendo: Toma estos consejos y llámame por la mañana.

1). Recoge la basura que encuentres en una zona de tu ciudad; y vigílala. Cuenta lo que has hecho.

2). Sé amable con todos a todas horas, y de forma exagerada

3). Ofrece tu hombro o un masaje de pies en cualquier ambiente…

4). Manifiéstate en favor de la justicia, sin importar lo que cueste.

5). Ve una vez a la semana a una asilo de ancianos a visitar personas, como si fuesen tus amigos.

5). Apaga la tele y conviértete en alguien interesante. Actúa.

6). Considera ser tonto en público, canta en voz alta y lleva ropa divertida.

7). Improvisa encuentros informales con vecinos, compañeros de trabajo o extraños, en los que cada uno traiga algo. Trabaja para vivir en familias ampliadas.

8. Pasa tus vacaciones en tu propia ciudad y gasta el dinero en trabajar en proyectos que ayuden a construir tu comunidad.

9. Sé agradecido.

10. Ríete, como mínimo, tres veces al día, sin motivo aparente.

11. Y ten en cuenta que los besos son la experiencia humana más grandiosa… ¡¡Gesundheit!! (¡¡Buena Salud!!).

Fin.

Anuncios