A veces no encuentro el lugar exacto. Veo que todos los sitios están ya ocupados y ¿el mío? Las mesas están completas, los teatros llenos. Y mi sitio, ¿cual es mi sitio?Me quedo en meditación y escucho claramente: tu sitio está en todo aquel que conozca la soledad y puedas hacerle llegar un poco de bondad. Esta en aquel que sufre. Esta en todo lugar donde exista el temor puedas una sonrisa esbozar. Tu sitio esta en donde puedas un rostro transformar, con la ternura de una broma o un mimo. Tu lugar esta ahí, en donde tu sabes. En ese que te ama de verdad. Dale ratos agradables, es lo más que puedes dar. Ratos alegres, de amor. Esto es lo que puedes aportar al mundo, en tu vivir.

Tu lugar esta en el hogar en donde no se aman y puedes hablar de amor. En el hogar donde todo es materia y han saturado todo con cosas temporales. Ve y diles que todo es vanidad…

Tu lugar esta en hacer seres felices. En darte un poco a todos y así tu vida llenar. Tu sitio está en vertirte en el que sufre, en el pobre, en el anciano, en el enfermo, en el que pierde un ser querido. Ahi está tu sitio.

Te sientes insegura sin encontrar tu sitio. Eres un ser como todos que debes consolar en tu dolor al que sufre y dar alegría sin igual, vete a ocupar tu sitio, con aquel solitario, con aquella niña enferma, con el que sufre a solas, con el que finge alegría. Anda, ahí esta tu sitio.

Nunca mas preguntes cual es tu sitio. Pues cada día hay frente a ti muchas almas a quien amar y eres tu quien las debe consolar. Anda pues a ocupar, tu sitio…

Ana María Rabatté y Servi.
A su memoria, por su reciente fallecimiento.

Anuncios